Sobre mí

¿Cómo he llegado hasta aquí?

Me llamo RAÚL GARCÍA RENEDO

Mi camino profesional hasta llegar al momento ha sido largo e intenso. Si quieres conocerlo, a continuación te invito a que me dediques unos minutos y entenderás muchas cosas. Si quieres también puedes conocerme en mis redes sociales en Linkedin o en Doctoralia.

Nacido en Valladolid en 1977, desde muy pequeño sabía que de mayor quería ser médico. Estudié en el Colegio El Salvador, para
posteriormente cursar los estudios de medicina en la Universidad de Valladolid (1995-2001).

Posteriormente cambie mi tierra castellana por Andalucía, para realizar la especialización, siendo uno de los pasos más determinantes en mi camino profesional. Me especialicé en Cirugía Ortopédica y Traumatología en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla (2003-2008), donde tuve la suerte de formarme en uno de los mejores hospitales del país.

Tras finalizar la especialización en Sevilla, surgió la oportunidad de continuar mi formación profesional en uno de los mejores hospitales nacionales, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en Santander, centro de referencia en Cantabria. A pesar de la distancia geográfica y mi situación personal, entendí que era una oportunidad interesante para hiperespecializarme en mi campo de trabajo. 

Este proyecto acabó siendo realmente un éxito profesional y de aquellos años derivan muchas de mis circunstancias actuales. Desde entonces he recorrido un camino hiperespecializado en la cirugía osteoarticular, la artroscopia y el dolor articular. No ha sido fácil pero me siento muy orgulloso, gracias al apoyo de mi familia.

El mundo de la traumatologia

Elegí dedicarme a la traumatologia por mi afición al deporte y a que una fractura deportiva me obligó a pasar por el quirófano, marcado un antes y un después en mi vida. Tras pasar por el quirófano, me surgió el pensamiento de que yo también podía hacer lo mismo por otras personas, ayudarlas y disminuir su dolor y sufrimiento. Lo digo por propia experiencia, ya que el dolor articular y el dolor de una fractura ósea es un dolor agudo, limitante y que nunca se olvida. Tras ser atendido por un buen profesional en mi
especialidad, se produce en el paciente una sensación de estar protegido, la tranquilidad de saber que te encuentras en la mejores manos, que ya has encontrado el camino hacia la trasformación que necesitas, para producir el cambio en tu vida y conseguir resolver tu problema, con alivio inmediato de los síntomas y mejoría progresiva quedando atrás el desagradable recuerdo del dolor.

¿Por qué me centré en el tratamiento del dolor osteoarticular?

Debo reconocer que por diferentes motivos la vida me fue llevando por este camino. Sin duda alguna, el pasar del dolor agudo al alivio de los síntomas, poder recuperar el estado de salud y bienestar previo, las funciones pérdidas y mejorar la calidad de vida es uno
de los objetivos de mi proyecto, ya que lo he sufrí en primera persona, tras mi lesión deportiva.
Lo que viví con esa experiencia personal, marcó un antes un después en mi vida, a día de hoy todavía recuerdo. Aprendí a comprender la frustración, el sufrimiento y la impotencia que causa una lesión osteoarticular. Tener la sensación de pérdida de calidad de vida que disfrutaba previamente, como es vivir sin dolor, poder realizar actividades físicas deportivas y actividades de la vida diaria cotidianas sin dolor ni limitación. Aprendí a escuchar y comprender a los pacientes en su sufrimiento, para poder ofrecerle la mejor solución posible para quitarles el dolor, mejorar su calidad de vida y retomar sus actividades habituales sin dolor. Uno de los objetivos
que me he planteado es poder dar solución al dolor osteoartiocular.

¿Cómo he llegado hasta aquí?

Atrás quedó la idea obsoleta de los traumatólogos clásicos, conocidos como “carpinteros”. La especialidad de Cirugía Ortopédica y Traumatologia ha sido una de las especialidades que más ha cambiado y evolucionado en los últimos 20 años, desarrollando técnicas novedosas, mínimamente invasivas así como el desarrollo de nuevos implantes y la terapias biológicas. En esta línea de trabajo me he posicionado y estoy trabajando decididamente. Creo firmemente en la súper-especialización de la traumatologia, motivo por el cual he entregado mi tiempo, esfuerzo y dedicación en los últimos 15 años, a pesar de sacrificar tiempo personal y familiar.
La evolución natural de las cosas me ha llevado a la situación actual, de poner en marcha mi Clinica Privada y a desarrollar programas específicos orientados a solucionar problemas y dolores osteoarticulares. Soluciono problemas. Ayudo a pacientes con dolores articulares a encontrar el origen y la causa de lo que esta pasando y a ofrecerle la mejor solución posible para quitarle el dolor, mejorar su calidad de vida y retomar sus actividades habituales sin dolor. Soy honesto con ellos, les cuento las cosas tal  como son y les oriento en todo lo que necesitan. Todo esto los pacientes lo valoran y lo saben agradecer. Adoro mi trabajo y mi profesión, y fruto de mucho esfuerzo y dedicación, surgió el proyecto de Clinica Médica Garcia Renedo. Este proyecto ilusionante
me permite compaginar mi vida personal, familiar, y dedicar el tiempo suficiente a mi hija Martina.

¿QUIERES QUE TE AYUDE?

Muchos pacientes ya han confiado en mí. ¿Estás dispuesto a hacerlo tú?